Señora Justicia

Otro más fue asesinado hoy, aparece en todos los periódicos -Adolescente ‘linchado’ por intentar cometer un robo- -Ladrón asesinado por intentar robar una cartera-. Malditas personas, todos son iguales.
¿Pero pudiste ver alguna vez que hay detrás de los ojos de estas personas?¿Qué es lo que los motiva a hacer esto? ¿Qué fuerzas le dan forma? ¿Qué los ha moldeado?
Quizás personas que han sido asaltadas decenas de veces, que están cansados de ver como delincuentes se llevan a sus más queridos afectos y hasta sus más queridas personas, cambiándolo por dinero, drogas y hasta solo diversión. En esto no obramos bien, como muestra la experiencia ¿Cuántas veces, con el semblante de la devoción y la apariencia de acciones piadosas, engañamos al diablo mismo?(Hamlet)
Mientras pueda utilizarse la fuerza ¿Para que el dialogo? Las palabras hacen posible que algo cobre significado y hasta si se escuchan, anuncian la verdad. Una verdad que fue tomada por gobernantes de turno cuyo respeto no merecen, que son temidos y acaparan sobre si todo un enjambre de infamias y mentiras, desperdiciando la verdadera fortuna y blandiendo el humeante acero de muertes sangrientas (Mcbeth), el pueblo no debería temerles, ellos deberían temerle al pueblo.
Las personas se defienden porque se dieron cuenta que no son libres, como les hizo creer la televisión, la radio… y eso hace que estemos muy enojados. Nuestra integridad actualmente vale tan poco, pero es todo lo que tenemos, es el último centímetro que queda de nosotros, pero si salva-guardamos ese centímetro somos libres. Justicia, igualdad, y libertad son algo más que palabras, son metas alcanzables. Y si hay que luchar, que sea por ideales, vi gente matar por ellos y morir por defenderlos. No se puede besar un ideal, tocarlo, cazarlo, los ideales no sufren, ni sangran, ni siquiera aman. Pero yo no hecho de menos un ideal.  
No luches por la esclavitud, sino por la libertad. Nosotros, tenemos el poder, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un país nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder pero mintieron nunca han cumplido sus promesas, ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres, sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio, la intolerancia. En nombre de la democracia, hay que unirse. Ahora, mi pensamiento podría llegar a toda la argentina, miles de hombres desesperados, mujeres y niños victimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela bajo cerrojos imaginarios a gente inocente. A los que estén leyendo les digo: no desesperen. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen el camino del progreso humano. El odio va a pasar y los dictadores caerán, el poder que le sacaron al pueblo, volverá al pueblo, y así, mientras el hombre exista, la libertad no va a morir.
Estas palabras se las dedico a la Señora Justicia, en honor a las vacaciones que parece estarse tomando.

Tiempos verbales

Algunos tiempos verbales me han parecido desoladores toda la vida, sobretodo el condicional perfecto. Ese tiempo verbal que me habla de lo que habría hecho si hubiera podido, es terrible. Es el tiempo de las cosas que nunca pude realizar, de todos los deseos no cumplidos y lugares a los que no llegué. Aun así ayer por la noche el futuro perfecto me pareció mucho peor! Se trata de un pasado en el futuro: habré pensado. Pero que pasa cuando tanto tiempo he creido en un futuro y ocurre algo que hace que se desvanezca? Ese futuro se va directamente al pasado sin pasar por el presente, al “hubiera sido” pero no “será”, porque “habrá sido” otro.

Has oido? Sin pasar por el presente!! Sin poderlo probar, como besar un fantasma, el futuro se convierte en un recuerdo… y el presente se vuelve más nostálgico que nunca. Hubiera sido mejor no imaginarlo.

Buscar
Categorías
No Al Canon en Argentina